Uncategorized

Echeandía, la historia de un boticario navarro olvidado


Si a uno le cuentan que el trabajo de un navarro del siglo XVIII estaba siendo usado para envolver fruta en Sangüesa, si a uno le cuentan que para poder enterrarlo, tuvieron que malvender sus posesiones, incluida la botica, uno no sale de su asombro. Pero así es.

Pedro Gregorio Echeandía, natural de Pamplona, era boticario culto. Se formó en nuestros pagos, pero por razones que desconocemos, tuvo que ir a Zaragoza, donde se hizo con una botica. Acabó siendo uno de los boticarios más importantes y activos de su época, pero murió en la miseria.

Su historia ha sido recogida en una artículo publicado en Albarelo número 20. Merece la pena conocer la historia de Echeandía.

Enlace en Wikipedia. (Con todos los “peros” que esa enciclopedia tiene).

Enlace con página “Los biólogos españoles“.

Enlace con la explicación de las calles de Zaragoza, calle Echeandía.

Enlace con el Jardín Botánico de Zaragoza que fue fundado por Echeandía, aunque destruido en los sitios de Zaragoza por el ataque francés.

Enlace con la página americana dedicada al género de plantas Echeandía, con 62 especies.

Enlace con la biblioteca digital del jardín Botánico de Madrid que conserva parte de la Flora cesaraugustana, que se consideró perdida durante el siglo XIX.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s