Uncategorized

Moro en la Torre: notas sueltas


Presenta un gran miedo a las torturas (tema bastante lógico). En concreto a “las coacciones y los malos tratos”, y a los “métodos forzosos y violentos”. Ya que su “carne se achica ante el dolor y la muerte mucho más de lo que pensaba que le ocurriría a un fiel cristiano”. De aquí que tenga gran relevancia el comentario que hace Álvaro de Silva en su nueva edición de las últimas cartas en ediciones Acantilado de que : “el mérito de Moro radica en la superación del temor natural al poderoso, a la fuerza del poder bruto, para no ir en contra e su propia conciencia”.

En aquellos momentos (1534), la mayoría de sus amigos le piden que firme el Acta de supremacía y ellos mismos lo han hecho, salvo los cartujos y John Fisher, Obispo de Rochester. Fisher está en la Torre de Londres con él. Será nombrado Cardenal pero “la cabeza se había marchado antes de que llegase la birreta”.

Como nota final, reseñamos una escabrosísima pero interesante nota de Álvaro de Silva, sobre cómo se castigaba en Inglaterra la traición a la corona. En la página 43 de su nueva edición de las últimas cartas de Moro, se explica que el reo era primero ahorcado, todavía vivo, se le cortaban algunos de sus miembros; luego se le castraba; después lo abrían y le sacaban las entrañas, arrojándolas delante e él para quemarlas ahí mismo, ante sus ojos; por fin, era degollado. Afortunadamente, Enrique conmutó la pena por la de simple decapitación de un golpe el 6 de julio de 1535. De Silva, comenta que si un ser humano no tiene libertad para pensar, es mejor que no tenga cabeza, la paradoja del final de la vida de Moro es haberla perdido por haberla conquistado en un largo y arduo pensamiento. El propio De Silva trae a colación a Chesterton en su libro Un hombre para todas las horas (Rialp, 1998) p.33, en el que dice “la cabeza de Moro era como un diamante que un tirano arrojó a la zanja porque no pudo romperla”.

Anuncios
Estándar

One thought on “Moro en la Torre: notas sueltas

  1. Pingback: La pena de muerte, Tomás Moro y algún detalle más « Bitácora de Pharmacopevs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s