Uncategorized

Moro: ser decapitado sin daño alguno


“Con todo, cuánto tengo que agradecer a Dios que en ese conflicto el Espíritu al final se hiciera señor, y la razón, con ayuda de la fe, finalmente concluyera que ser injustamente matado por obrar bien (como estoy muy seguro que hago al rechazar jurar contra mi propia conciencia, siendo ésta tal que ya venga la muerte sin ley o con visos e legalidad, no puedo cambiar de opinión sin peligro para mi alma) es un caso en el que un hombre puede ser decapitado y aun así no sufrir daño alguno, y en lugar de daño un bien inestimable de manos de Dios”

Sir Tomás Moro a su hija Margaret Roper, desde la Torre de Londres. 1534.

Traducción Álvaro de Silva.

Tomás Moro. Últimas cartas (1532-1535). Acantilado. Barcelona, 2010. P. 138

Puedes encontrar más citas de Tomás Moro este enlace.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s