Farmacia

Si yo lo dejé, tú también puedes (Yo ya no fumo)


Soy poco asociacionista, pero, en este caso, creo que merece la pena unirse a todo un conjunto de sanitarios que quieren apoyar el revuelo organizado por la ley antifumadores (que no antitabaco) de la Ministra Pajín.

Hace algunos años dejé de fumar. Palabrita del Niño Jesús, que es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida aparte de estudiar Farmacia.

Como no quiero distraeros, os digo mi método.

Lo primero es querer dejar de fumar. Si no se quiere, no se debe intentar. Desmoraliza mucho. Escribiré sobre esto.

Si queremos.

Si queremos dejar de fumar, hace falta poder. Si yo pude, tú puedes. Te lo garantiza un farmacéutico que llega a los cincuenta. Me encantaba fumar, el humo me producía una auténtica seducción. Cuando era estudiante, subía los montes fumando y no notaba nada. El problema fue a los treinta. Me planteé que eso no podía, sencillamente, no podía seguir así.

Lo primero que hice fue ESCRIBIR la lista de las razones por las que iba a dejar de fumar. Mal olor, agobio, futuras enfermedades, gasto… Hay mil razones, pero sabía que deben quedar reflejadas en un papel al que poder acudir en las “crisis”. Sino, se corre el riesgo de tener que volver a empezar. A pesar de todo, tampoco pasa nada, hay que volver a conseguirlo.

No olvides que cada vez que se fracasa, se está mas cerca de conseguirlo. Fracasar es bueno, lo más absurdo que puedes pensar de tí mismo es no haberlo intentado. Voluntad de vencer.

Las razones para dejar de fumar son múltiples. A cada uno le afecta cada razón de un modo diferente. A un chico de menos de veinte años no le importa su próstata, pero a una chica de su edad si le puede afectar el hecho de que al dejar de fumar, su piel mejora ostensiblemente. Cuando tenemos menos de 40 nos hace poca mella el que el 85 % de los cánceres de pulmón se den en fumadores, pero cuando esa edad va llegando…

En fin, apunté mis motivos. Me tomé unos días para estar completamente seguro de que quería, podía y estaba dispuesto a pasar al segundo paso.

Puedes leer más cosas en relación al abandono del tabaco en este mismo blog.

Anuncios
Estándar

4 thoughts on “Si yo lo dejé, tú también puedes (Yo ya no fumo)

  1. Pingback: Tweets that mention Si yo lo dejé, tú también puedes (Yo ya no fumo) « Bitácora de Pharmacopeus -- Topsy.com

  2. Pingback: Ya has decidido dejar de fumar ¿Y ahora qué? « Bitácora de Pharmacopeus

  3. Pingback: Día D, hora H. ¿Qué hace alguien como yo dejando un cilindrín? (Post incorrecto, al final verás por qué) « Bitácora de Pharmacopeus

  4. Pingback: El día después ¿terrible? « Bitácora de Pharmacopeus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s