Farmacia

El día después ¿terrible?


Si yo lo dejé, tú también puedes (Yo ya no fumo). Ya has decidido dejar de fumar.

Ya has visto ahora qué.

Llego el Día D y la Hora H. Leiste mi post incorrecto (superaba las 400 palabras que soportamos en un ordenador).

Este post va a ser muy, muy corto. Elemental.

Tus grandes aliados van a ser sencillos. El agua (mucha agua) y tus piernas, el aire y la gente que te rodea.

Si me has leído los anteriores post, habrás visto como no soy muy partidario de las medicinas, a pesar de ser farmacéutico con Farmacia. Así opino. Pastillitas, las necesarias y suficientes. En este caso son prescindibles. Te bastará el agua.

El agua puede ser el mejor aliado de los malos momentos. Para mí lo fue hace muchos años, cuando dejé de fumar. No he vuelto a fumar ni un solo pitillo, ni una sola pipa (que me encantaba, aún tengo mi colección de pipas).

Consejo único de este post: en el día D y posteriores, dale al zapato y al agua.

Truquillo final: antes del día D es bueno regalar todos tus mecheros malos (no el Dupont del abuelo…) y tus ceniceros reconvertirlos a cajita de caramelos o de bolis. Antes del día D ya eres ex fumador. No lo olvides.

 

 

Anuncios
Estándar

One thought on “El día después ¿terrible?

  1. Pingback: ¡Adelante, está conseguido! « Bitácora de Pharmacopeus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s