Farmacia

Mirando hacia atrás en un 23 F (Reflexiones de un boticario de a pié) También sobre homeopatía.


Pues hace treinta años. Recuerdo que estaba en clase de alguna química. No nos dimos cuenta de la dimensión que tenía el fenómeno. La gente tuvo miedo, pero ni hoy creo que sabemos nada de lo que pasó allí. Quizás el día del juicio por la tarde.

Lo cierto es que hemos navegado mucho desde aquel 1981. Será para bien, digo yo.

Dos apuntes sobre tema sanitario: hay que empezar a hablar sobre información al paciente inquieto. Algunos creemos que hay que darle su oportunidad. No toda la información es publicidad ni toda la publicidad es información. Hay gente que define publicidad como comunicación persuasiva pagada. Puede ser. ¿Qué es información? En cualquier caso no cabe un Estado tutelante, por dos cosas: no hay derecho y porque no hay quien pare este movimiento del paciente lleno de poder y con ganas de saber a través de su ordenador. hay que coger el toro por los cuernos. ¿Servirán los certificados de fiabilidad? Veremos. Y por otro lado, la pregunta del millón: ¿Quién evalúa al evaluador? O dicho de otro modo, ¿Quién da capacidad de calificar? ¿Quién da patente de corso para decir “esta página es conforme, esta no”? ¿Los médicos?, ¿los farmacéuticos? ¿los colegios profesionales? ¿La agencia? ¿el Ministerio? Escribiremos sobre esto.

Me piden que me defina sobre la Homeopatía. Que si no hay evidencias científicas, que si la gente la usa, que… Solo un sucinto apunte: en Francia está en la Seguridad Social. Miren precios, comparen. Eso es lo que este servidor de ustedes llama copago. No eses monstruo de tres cabezas que se están inventando cuatro patanes. En Francia dos botecillos de Arnica Montana 5 CH resuelven un problema económico que aquí, por indecisión o estupidez no sabemos. ¿Me explico? Por otra parte, la medicina basada en la evidencia y con la que tanto se llenan la boca tantos (y eso que es un término de un laboratorio, MSD) en todo tipo de revisiones dan a la Homeopatía como una medicina completa y radicalmente inútil. No tiene efecto más allá del efecto placebo.

El problema es que en España todavía no se ha querido establecer una diferencia clara entre los medicamentos con plantas medicinales en proporciones casi ponderales (o incluso ponderales) y la Homeopatía. A productos a dilución D1, se les etiqueta como “homeopáticos” en el acondicionamiento primario. ¡Y en ocasiones tienen más de 20 gramos de alcohol!, como un pacharán. Pero, quede claro: la Homeopatía es una medicina de 250 años de antigüedad, con la misma efectividad que pudo tener la mayor parte de la medicina hipocrático-galénica, es decir, ninguna. Encima, en España es muy muy cara.

 

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “Mirando hacia atrás en un 23 F (Reflexiones de un boticario de a pié) También sobre homeopatía.

  1. Pingback: Tweets that mention Mirando hacia atrás en un 23 F (Reflexiones de un boticario de a pié) También sobre homeopatía. « Bitácora de Pharmacopeus -- Topsy.com

  2. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s