Opinión

Lo que tu patria puede hacer por ti


Kennedy_bros

Soy de aquellos que creen en la libertad de las personas y por tanto no fío demasiado de los determinismos.

Pero es cierto que hay factores que pueden favorecer o perjudicar ciertas empresas.

En el caso de España (y de los españoles, que es lo mismo) está claro que nuestra proverbial ojalatería, nos pierde.

No, no me he confundido. He puesto y he dicho ojalatería (a pesar de que el corrector se empeñe en lo contrario). Ojalatería, decir muchas veces ojalá. El cuento de la lechera, vamos.

Ojalá estuviera en un país que me diera la oportunidad de trabajar. Ojalá alguien ponga dinero para que yo investigue. Ojalá alguien cambie esto. Ojalá alguien eche a estos corruptos políticos y sindicalistas.

Pues, así vamos como vamos. Y lo que se peor, de Finisterre a Cabo de Gata, de Tarifa a Cabo Machimaco, somos todos muy parecidos. En todas partes la culpa es de otro y son los demás los que tienen obligaciones. El que pasa la calle solo en semáforo verde es un carca y el que deja limpio el retrete un innombrable. Se prima al astuto y no al que lucha, se valora al que tiene suerte y no al que la busca y la trabaja día a día. Aquí, en fin, el pendulazo; tras el cura para atizarle o con el cirio.

Es imperativo cambiar esa forma de conjugar los verbos y de pensar. Voy a trabajar. Voy a investigar y para ello voy a… Voy a ver qué he hecho yo para ser corrupto y dejar de hacerlo, la corrupción política es solo el reflejo de una sociedad corrupta en su base. Debemos valorar el aquí y el ahora. No hay otro tiempo que el que nos ha tocado. Es en este momento (hoy es siempre todavía, que decía Machado) es cuando debemos cada uno de nosotros ser excelentes. Las naciones que lo enseñan así a sus hijos, progresan. Las que no, se ahogan en el lodazal de sus lloros. Y ahora, nos estamos llorando.

O sea, en pocas palabras, lo del memorable discurso de J.F. Kenedy: no te preguntes que puede hacer tu patria por ti, pregúntate que puedes hacer tú por tu patria (comunidad, ciudad, sociedad, añado yo).  Si no lo hacemos, el bucle histórico infinito cogerá a nuestro hijos entre la “ojalata” de hojalata y los aplastará.

En nuestras manos queda.

Estándar
Derecho a la vida

Guerra de los drones: apuntes éticos


Drones protest at General Atomics in San Diego

Drones protest at General Atomics in San Diego (Photo credit: Steve Rhodes)

No está en mi ánimo el ser exhaustivo en este post, pero sí preciso. Se plantea un buen amigo la moralidad del uso de la guerra de drones. Esto me ha hecho reflexionar sobre el tema y ha estimulado mi natural gana de saber. Vayan estas pinceladas como un boceto simple de las ideas que se vienen a la cabeza.

En primer lugar, el drone es básicamente un objeto no tripulado que puede ser pilotado desde un lugar muy lejano. Lo importante es que ningún humano une su destino al aparato, cosa que sucedía desde el principio en todos los vehículos que han tenido uso militar, incluyendo el caballo y pasando por los vehículo se-movientes (acorazados o no) y los voladores, como el helicóptero y el avión. En un fluido distinto se desplazan los submarinos y las diferentes embarcaciones no sumergibles, pero sustancialmente, no hay diferencia entre ellos. El objetivo es acercarse al contrario y aniquilarlo o anularlo.

Entiendo que la tecnología no quita ni pone nada al hecho moral. En otras palabras: el que el piloto se exponga o no no cambia la calificación ética del asunto.

Lo que sí es definitivo a mi juicio es en quién recae la responsabilidad de las acciones. En teoría es lo mismo ver con tus propios ojos al enemigo a eliminar que verlo a través de un elemento electrónico. Entonces estaríamos diciendo que la artillería es intrínsecamente mala: no ven, generalmente, a sus objetivos pues se encuentran a centenares de metros de ellos.

Lo que define al hecho moral en este caso es la proporcionalidad, que hay que analizar en cada caso, y la intencionalidad.

Si la intención es la anulación del potencial enemigo (incapacitación física sin muerte, anulación de sus medios de combate o de inteligencia, etc) en principio no existiría ninguna objeción al uso de drones. Ahora bien, esta debe ser real. Si intentando incapacitar al enemigo (vgr. presunto terrorista) y no queriendo efecto ulterior, las circunstancias devienen en muerte del mismo, en principio es triste pero no era lo pretendido y no veo tampoco objeción si se cambian los protocolos para intentar minimizar este tipo de errores.

Caso distinto es, evidentemente, que queramos anular al enemigo dándole “matarile” como es costumbre decir entre los españoles que han estado en combate para determinar el fusilamiento o ejecución de un enemigo por motivo de sus crímenes probados. Entiendo que si los hechos son absolutamente probados y corresponde ajustada al derecho vigente la pena de muerte, se puede considerar la acción “quirúrgica” (como la denominan los poseedores de drones) hasta más “humana” que la acción indiscriminada de un comando, por ejemplo.

Ahora bien, si la decisión de intervención es realizada por el aparato conforme a unos parámetros, si la acción no está basada más que en meras suposiciones de “peligros” no confirmados, podemos caer en el problema de los oficiales del “pre-crimen” de Minority report, en el que la moral determinista de los puritanos se impone sobre la libérrima decisión humana que ante parámetros dados puede actuar de un modo diferente al esperado por la estadística o la lógica humana.

En pocas palabras: el fin no justifica los medios ni aun en el caso de que se sospeche que el enemigo va a actuar en un futuro inmediato; se podría justificar el uso de este tipo de aparatos para menguar la libertad de acción y la capacidad de ejecución del enemigo.

No parece ser el caso, pues de las 2000 víctimas 400 son civiles. Señal inequívoca de que la tecnología no es tan “quirúrgica” y que no se ha usado más que para anular definitivamente con la vida de simples sospechosos. En este contexto no me parece lícito el uso de los drones, al menos en un primer acercamiento.

Estándar
Opinión

Hablen para adentro, por favor


English: A photo of The Thinker by Rodin locat...

English: A photo of The Thinker by Rodin located at the Musée Rodin in Paris (Photo credit: Wikipedia)

He quedado profundamente impresionado por el artículo de hoy de Enric González en el diario El Mundo.

Se trata de uno de esos artículos que justifican con creces lo que uno paga por un periódico en papel. De esos artículos como los de Alfonso Ussía que le hacen a uno reconciliarse con la humanidad y silbar andando alegremente.

El artículo se titula Silencio y es de lo mejor que he leído en mucho tiempo. El artículo empieza con una aguda obviedad una tremenda insignificancia que marca terreno y eleva al que lo lee “la base de la civilización es la palabra”. Parece el principio del Evangelio de san Juan “Al principio era el Verbo…”. Una vez establecido esto, afirma algo no tan obvio pero no por ello menos cierto: la base de la convivencia es el silencio. El silencio, entiendo, no establecido sobre la base de la ausencia de ruido sino más bien como el fruto de un esfuerzo por no decir o proclamar a los cuatro vientos algo que nos pueda costar una falta de comunicación con los que hemos establecido esa civilización. Me viene a la memoria el viejo refrán de que el hombre es dueño de sus silencios, pero esclavo de sus palabras.

 

Enric desgrana un perfecto y ameno artículo que debe ser leído y rumiado (este es de los artículos que hay que rumiar) para terminar proclamando unas preguntas retóricas muy ajustadas al momento que hoy vivimos. ¿No podríamos callarnos de vez en cuando? ¿No estaría bien que, por una temporada, simuláramos ser ciudadanos adultos de un país civilizado? Con esta fina ironía deja claro un anhelo que tenemos algunos desde hace muchos siglos: que nuestra patria deje de estar bajo el influjo cainita de los partidarios y los detractores, de los “pro” y los “contra” y que ambas facciones dejen de embestirse y piensen, o sea, hablen para adentro.

 

Estándar
Opinión

¡Que investiguen ellos!


English: Spanish frigate Blas de Lezo at port ...

English: Spanish frigate Blas de Lezo at port in Copenhagen after finishing a NATO fleet exercise. Dansk: Den spanske fregat Blas de Lezo ved kaj i København efter at have afsluttet en NATO-flådeøvelse. (Photo credit: Wikipedia)

Con gran pena he leído la famosa carta al presidente del Gobierno de España de una investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Lo primero que he de decir es que subscribo un alto porcentaje de la misma. Sin peros. Sin paliativos.

Dicho esto, comienzo.

Si bien todo es cierto, no lo es menos el hecho de que una nación con un déficit histórico en investigación se permite el lujo de pagar la escandalosa cifra de 99 millones de euros por un joven que de ser, por ejemplo, médico no llegaría a cobrar en toda su vida ni una centésima parte de ello. Si llega a ser ingeniero, se hubiera tenido que ir a otro país a vender sus patentes porque sus compatriotas prefieren comprar en los “chinos”. Si militar, no solo no le hubiera pagado como a Spínola (que tuvo que poner dinero de su bolsillo), sino que además le olvidaría como a Blas de Lezo.

Para poder pagar esa cantidad al joven inglés, hay infinidad de pobres que pagan la escandalosa cifra de 15,90 euros al mes  por ver los partidos de ese joven y otros igualmente interesantes. Si distrajéramos esa cantidad mensual para investigación está claro que no estaríamos como estamos.

Para terminar me atrevo a afirmar que una de las cosas que han hecho a los yankis lo que son es el hecho de que desde hace mucho tiempo tienen una cultura en la sociedad de la que no gozamos por estos lares. Esa cultura entre muchas otras cosas dice que no hay que preguntarse lo que tu patria puede hacer por ti, sino lo que tú puedes hacer por tu patria. Así son grandes. Así somos pequeños, muy pequeños.

English: Spanish Admiral Blas de Lezo. Museo N...

English: Spanish Admiral Blas de Lezo. Museo Naval de Madrid. Español: El almirante Don Blas de Lezo. Museo Naval de Madrid. (Photo credit: Wikipedia)

Estándar
Chesterton

La canonización de Chesterton


G.K. Chesterton

G.K. Chesterton (Photo credit: giveawayboy)

Tengo la pena de no ser tertuliano de televisión, por ello no soy experto en todo. Una de las cosas en las que no soy experto es en el tema de las causas de los santos. Es más, este es un tema en el que paso un poco de apuro, ya que hay veces que la actitud de algunas personas (dentro de su buena fe) rozan con el fenómeno fanático y no me termina de gustar. Primero Dios, luego los santos.

Pero, hete aquí que el hombre vive de pan también y necesitamos lo humano y lo cotidiano para llegar a Dios. En esto, personas como GK Chesterton son imprescindibles.

Decía Lewis que -cito de memoria- los agnósticos debía guardarse de leer el libro The everlasting man -traducido al español como El hombre eterno- pues corrían serio riesgo de dejar de serlo.

Ciertamente, Chesterton era un hombre tremendamente corpulento con nada que ver con San Francisco de Asís, por ejemplo,  con un gran apetito y una gran afición a la cerveza británica. En este aspecto, tiene un modelo de santidad poco usual.

Pero, por otro lado, sus escritos apologéticos tiene la rara virtud de parecer escritos hoy en día, pues se adelantó a su tiempo y diagnosticó los problemas de nuestra sociedad como nadie. Como por sus frutos les conoceréis allí están el propio CS Lewis y Tolkien para demostrarlo. Aparte de estos conocidos y reconocidos personajes, infinidad de otras personas han encontrado su camino hacia el reconocimiento de la propia conciencia a través de los escritos de Chesterton. Otros han conocido la doctrina social de la Iglesia a través de sus escritos. Su opinión, siempre a contracorriente, le llevó a discutir con tirios y con troyanos, de manera que ambas partes le acosaban a la vez que le admiraban por su absoluta independencia de poderes fácticos y otras influencias. Esto ya me parece que puede ser un motivo suficiente para estudiar su causa para una posible beatificación y posterior canonización.

Ya hemos comentado en otra entrada que no creo que ningún escritor tenga tantos seguidores como él y hace más de setenta años que falleció; probablemente, nadie vivo haya tenido la oportunidad de hablar con él.

En una sociedad necesitada de valores y de luz, Chesterton tiene muchas respuestas. En una sociedad indecisa, dubitativa y desorientada, Chesterton tiene elementos de reflexión indispensables.

Por eso es una buena noticia, de confirmarse, que el Obispo de Northampton haya empezado las primeras consultas para la apertura de su causa.

Podéis ver aquí una comunicación al respecto de la American Chesterton Society.

Aquí la nota de prensa oficial de la Sociedad Chesterton de América. (Official press release of the American Chesterton Society)

G.K. Chesterton

G.K. Chesterton (Photo credit: In Toon With the World)

Estándar
Uncategorized

Bayer, 150 años: luces y sombras


Este año de 2013 se ha cumplido el 150 aniversario de la fundación de la empresa alemana Bayer AG como industria de colorantes por parte de Friedrich Bayer y Johann Friedrich Weskott.

Hoy día la empresa tiene más de 100.000 empleados y factura más de 39.000 millones de euros. Tiene su corazón en Leverkusen y es una de las empresas más emblemáticas de la Farma.

aspirin3Resulta casi imposible no conocer su Aspirina, que es el medicamento más consumido en el mundo en unidades.

Enhorabuena por este aniversario a la compañía y deseo todo lo mejor a sus trabajadores, entre los que tengo grandes amigos.

Hasta aquí las buenas cosas y los parabienes.

En 2006 el grupo Bayer decidió la compra de su competidora Schering AG, dedicada en casi su integridad a la comercialización de anticonceptivos. De esta manera Bayer, empresa con grandísimos logros de imagen y de renombre mundial cambiaba de rumbo en sus líneas de negocio.

Existen problemas relevantes con varios de sus medicamentos, Yaz Yazmin Xarelto, según dicen algunos autores como Miguel Jara. Incluso se ha formado una asociación en contra de la empresa desde 1983 cosa que no nos asusta porque siempre ha habido gente para todo.

Varios de sus anticonceptivos están en entredicho y han sido retirados en Francia (recientemente la UE ha obligado a readmitirlos).

Finalmente, en abril de 2013 han decidido comprar la empresa fabricante de anticonceptivos Conceptus para afirmarse más en este sector de la industria farmacéutica.

Hubo un tiempo en que Bayer fue la empresa farmacéutica que yo más admiraba. Hoy no puede ser así. Una pena. Y encima es una de las empresas que comercializa en España la píldora del día después o del día siguiente, PDD. A la que el señor Jara no acusa de nada, cuando a todos los demás medicamentos de Bayer les pone tantas objeciones. Y es que el caso de la PDD es un caso evidente de medicalización de la sociedad. Se trata de un medicamento que se promociona para la anticoncepción de emergencia y que aumenta su uso hasta 2012 (en 2012, por la crisis, baja un 5 %) a la par que aumenta el aborto quirúrgico. ¿Qué se ha conseguido? La respuesta es simple: mayor venta de la PDD.

Si quieres más información relevante sobre la PDD, aquí tienes un buen documento.

aspirin4

Estándar
Chesterton

Más joyas de Chesterton


Un escritor intemporal como GK Chesterton que mira al hombre en sí y no solo al hombre de su tiempo, no pasa. Y esto es una ventaja. Cada vez que se publica por primera vez en español un libro de Chesterton, parece que estuviera entre nosotros y se refiriese a alguna cosa que acaba de suceder en nuestros días. Este es el caso del libro que hoy consideramos; su título: “La utopía capitalista y otros ensayos“. Chesterton, harto de derechas e izquierdas tradicionales y cansado del falso binomio capitalismo-socialismo nos descubre una verdadera “tercera vía”, basada en la doctrina social de la Iglesia y en su propio sentido común. Este sentido común le llevó a las más altas cotas de la lógica y esto, unido a su capacidad de   deducción implacable y su habilidoso manejo de la paradoja y otros recursos estilísticos, hacen de este libro otro indispensable.

Artículos como “El imperio de los ignorantes”, en la página 131 y “El nuevo nombre” en la 75, no tienen precio. Llenos de una fina ironía con una contundencia de guante blanco, como caracteriza al gran ensayista londinense.

Gilbert Keith Chesterton, (b. 29 May 1874 – d....

Gilbert Keith Chesterton, (b. 29 May 1874 – d. 14 June 1936), English writer (Photo credit: Wikipedia)

 

Estándar